gt.blackmilkmag.com
Nuevas recetas

Cenar en Wellington, Nueva Zelanda

Cenar en Wellington, Nueva Zelanda


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Wellington, Nueva Zelanda es una ciudad bastante pequeña por ser capital nacional, solo 412.500 habitantes, según el censo más reciente. Es la ciudad más ventosa del mundo, con una velocidad promedio del viento de más de 16 millas por hora o 26 km / h, y la capital más austral del mundo de un estado soberano. Conducen por la izquierda, de atrás hacia adelante de los EE. UU.

Debido a que tiene una población tan limitada, la mayoría de los restaurantes suelen ser pequeños para los estándares estadounidenses. Sin embargo, su tamaño no significa que la cocina no sea de primera. La primera parada de The Daily Meal fue The Larder Restaurant, donde comimos una pasta muy fina en su cocina y conversamos con Jacob Brown, el chef principal y propietario. Brown ha abierto una pared a la cocina de la despensa, para que los comensales puedan ver a los chefs en el trabajo y conversar con ellos sobre la cocina.

El chef está muy orgulloso de su restaurante, ubicado en Miramar, un suburbio de Wellington, a unos 10 minutos del centro de la ciudad. Él y su socia, Sarah Bullock, tienen una filosofía única. Se obtienen de granjas locales, exclusivamente, y utilizan todas las partes del animal. A esto lo llaman "comer de la nariz a la cola", en el que todas las partes del animal son honradas y utilizadas. La despensa ha estado abierta durante varios años en una casa reconvertida cerca de un pueblo llamado Weta. Weta es donde Sir Peter Jackson ha creado tiendas de suministros para sus películas de Nueva Zelanda. Al igual que los otros lugares en los que cenamos en Wellington, la despensa es muy pequeña, menos de unos 50 asientos.

Shepherd Elliot es el dueño de dos restaurantes en Wellington. The Daily Meal se reunió con él en Leeds Street Bakery, un lugar pequeño con capacidad para no más de 15 clientes. Hacen sus muffins, panes y dulces con ingredientes orgánicos y locales.

La cena de esa noche fue en el restaurante Rita en 89 Aro Street en Wellington. Es un lugar diminuto integrado en la sala de estar de una pequeña villa. Es un lugar sin menú, así que vaya con la mente abierta y esté dispuesto a probar cosas nuevas. La chef y copropietaria de Rita, Kelda Hains, es dueña de su propio restaurante, el Salty Pidgin Bistro, en Todman Street, en Brooklyn, una sección de Wellington a cinco minutos del centro de la ciudad. Almorzamos allí al día siguiente y descubrimos que el menú tenía opciones desde escalope de ternera hasta muslo de pollo marinado.

La última cena del viaje se llevó a cabo en Shepherd Restaurant. Disfrutamos de natillas con vinagreta de tocino y tostadas, almejas de Cloudy Bay, caldo de cerdo, nduja y pan asado.


10 cosas que hacer en Wellington, Nueva Zelanda

La ciudad capital de Nueva Zelanda es mi corazón espiritual (me enamoré mientras estaba en la universidad) y con más cafés per cápita que cualquier otra ciudad del mundo, siempre me siento como en casa. Caminando por las calles de Wellington, mi mente se superpone a tantos recuerdos y ndash y yo siempre me sorprende cómo después de una década todavía sé cómo moverme sin un mapa. Sospecho que está grabado de forma indeleble en mi corazón.

De hecho, podría sugerir un trillón de razones diferentes para visitar Wellington, pero para mí, las más importantes son mi hermano, mi cuñada, dos sobrinos de mejillas rosadas y mi mejor amigo (a quien logré ver también en Auckland !). Incluso si no posee esos lazos filiales, Wellington es una ciudad brillante.

Wellington es una ciudad compacta rodeada de valles y colinas rodeados de valles y colinas rodeados de árboles.

1: - Siéntese en el puerto y observe a la gente.
Honestamente, es una de mis cosas favoritas para hacer, café en mano. Cosas simples ¿eh?

Tengo tantas recomendaciones de clásicos antiguos que escribí una publicación completa de mis lugares favoritos para el brunch en Wellington. Los brunch de Wellington están simplemente en un nivel sublime de sabor e inventiva y ndash y eso y rsquos incluso antes de que comencemos a ver las deliciosas opciones de cena.

3: - Explora el Museo Te Papa.
Te Papa es el museo y galería nacional de Nueva Zelanda y rsquos. Puede explorar los grandes tesoros e historias de mi país de origen y el entorno natural único, la cultura maorí, el patrimonio artístico y la fascinante historia. Siempre hay exposiciones innovadoras e interactivas, tanto cambiantes como permanentes, y siempre pierdo horas aquí.

4: - Deambule por los muelles y haga algunas compras.
Hay arte en prácticamente todos los rincones y excelente café en todos los demás. ¿Qué más podría necesitar una persona?

5: - Sube en teleférico hasta los jardines botánicos y disfruta de un picnic.
Una vez que esté allí, también le recomiendo observar las estrellas y ver el increíble espectáculo del planetario en el Observatorio Carter. Hay exposiciones que explican la importancia de Matariki y el papel del cúmulo de estrellas para el Año Nuevo M & # 257ori, y la importancia de las estrellas en la navegación polinesia y M & # 257ori.

6: - Realice un recorrido por el Parlamento en Beehive.
Nuestra sede nacional de gobierno es famosa por tener un tractor subiendo las escaleras en protesta por un impuesto al metano. Porque, Nueva Zelanda & hellip I & rsquom también están bastante orgullosos de que es donde se les otorgó el voto a las mujeres y ndash fuimos los primeros

7: - Visita la Fuente del Cubo en la Calle Cuba.
Obtienes puntos de bonificación si los estudiantes universitarios han vertido líquido lavavajillas para burbujearlo. Muchas de las tiendas y personajes más bohemios habitan Cuba Street y tengo vívidos recuerdos de hacer malabarismos con bolas de fuego aquí cuando era estudiante.

8: - Camine por las empinadas calles del zoológico de Wellington.
Los animales no solo tienen vistas increíbles sobre el valle, hay una gran exhibición de kiwis y tienen varias experiencias únicas con animales y ndash pude acariciar a un león hace unos años.

9: - Visita al taller de Weta.
Eche un vistazo al interior de Wellywood en The Weta Cave en Miramar y ndash es el taller de efectos especiales galardonado con múltiples premios creado para el rodaje de El señor de los anillos. ¿Mencioné que estaba en una de esas películas como extra? Suele ser mi pieza de fiesta. (Nota: la imagen no tiene relación, pero es de mi sobrino hermoso y despeinado).

10: - Recorre el puerto hasta Petone.
El viaje en tren no solo es impresionante mientras navegas por el mar, Petone se está convirtiendo en un verdadero centro gastronómico con fantásticos cafés y restaurantes. Fuimos a Comes & amp Goes para disfrutar de una exquisita variedad de platos de brunch.

Tengo un pequeño descargo de responsabilidad para colarse: el clima en Wellywood puede ser extremadamente tempestuoso y viviendo allí pronto aprendes a caminar de lado, pero con las fantásticas vibraciones, el bajo vientre bohemio y la atmósfera realmente amigable, bien vale la pena una visita. ¿Y en un día soleado? ¡La ciudad es absolutamente inmejorable!


10 cosas que hacer en Wellington, Nueva Zelanda

La ciudad capital de Nueva Zelanda es mi corazón espiritual (me enamoré mientras estaba en la universidad) y con más cafés per cápita que cualquier otra ciudad del mundo, siempre me siento como en casa. Caminando por las calles de Wellington, mi mente se superpone a tantos recuerdos y ndash y yo siempre me sorprende cómo después de una década todavía sé cómo moverme sin un mapa. Sospecho que está grabado de forma indeleble en mi corazón.

De hecho, podría sugerir un trillón de razones diferentes para visitar Wellington, pero para mí, las más importantes son mi hermano, mi cuñada, dos sobrinos de mejillas rosadas y mi mejor amigo (a quien logré ver también en Auckland). !). Incluso si no posee esos lazos filiales, Wellington es una ciudad brillante.

Wellington es una ciudad compacta rodeada de valles y colinas rodeados de valles y colinas rodeados de árboles.

1: - Siéntese en el puerto y observe a la gente.
Honestamente, es una de mis cosas favoritas para hacer, café en mano. Cosas simples ¿eh?

Tengo tantas recomendaciones de clásicos antiguos que escribí una publicación completa de mis lugares favoritos para el brunch en Wellington. Los brunch de Wellington están simplemente en un nivel sublime de sabor e inventiva y ndash y eso y rsquos incluso antes de que comencemos a ver las deliciosas opciones de cena.

3: - Explora el Museo Te Papa.
Te Papa es el museo y galería nacional de Nueva Zelanda y rsquos. Puede explorar los grandes tesoros e historias de mi país de origen y el entorno natural único, la cultura maorí, el patrimonio artístico y la fascinante historia. Siempre hay exposiciones innovadoras e interactivas, tanto cambiantes como permanentes, y siempre pierdo horas aquí.

4: - Deambule por los muelles y haga algunas compras.
Hay arte en prácticamente todos los rincones y excelente café en todos los demás. ¿Qué más podría necesitar una persona?

5: - Sube en teleférico hasta los jardines botánicos y disfruta de un picnic.
Una vez que esté allí, también le recomiendo observar las estrellas y ver el increíble espectáculo del planetario en el Observatorio Carter. Hay exposiciones que explican la importancia de Matariki y el papel del cúmulo de estrellas para el Año Nuevo M & # 257ori, y la importancia de las estrellas en la navegación polinesia y M & # 257ori.

6: - Realice un recorrido por el Parlamento en Beehive.
Nuestra sede nacional de gobierno es famosa por tener un tractor subido por las escaleras en protesta por un impuesto al metano. Porque, Nueva Zelanda & hellip I & rsquom también están bastante orgullosos de que es donde se les otorgó el voto a las mujeres y ndash fuimos los primeros

7: - Visita la Fuente del Cubo en la Calle Cuba.
Obtienes puntos de bonificación si los estudiantes universitarios han vertido líquido lavavajillas para burbujearlo. Muchas de las tiendas y personajes más bohemios habitan Cuba Street y tengo vívidos recuerdos de hacer malabarismos con bolas de fuego aquí cuando era estudiante.

8: - Camine por las empinadas calles del zoológico de Wellington.
Los animales no solo tienen vistas increíbles sobre el valle, hay una gran exhibición de kiwis y tienen varias experiencias únicas con animales y ndash pude acariciar a un león hace unos años.

9: - Visita al taller de Weta.
Eche un vistazo al interior de Wellywood en The Weta Cave en Miramar y ndash es el taller de efectos especiales galardonado con múltiples premios creado para el rodaje de El señor de los anillos. ¿Mencioné que estaba en una de esas películas como extra? Suele ser mi pieza de fiesta. (Nota: la imagen no está relacionada, pero es de mi sobrino hermoso y despeinado).

10: - Recorre el puerto hasta Petone.
El viaje en tren no solo es impresionante mientras navegas por el mar, Petone se está convirtiendo en un verdadero centro gastronómico con fantásticos cafés y restaurantes. Fuimos a Comes & amp Goes para disfrutar de una exquisita variedad de platos de brunch.

Tengo un pequeño descargo de responsabilidad para colarse: el clima en Wellywood puede ser extremadamente tempestuoso y viviendo allí pronto aprendes a caminar de lado, pero con las fantásticas vibraciones, el bajo vientre bohemio y la atmósfera realmente amigable, bien vale la pena una visita. ¿Y en un día soleado? ¡La ciudad es absolutamente inmejorable!


10 cosas que hacer en Wellington, Nueva Zelanda

La ciudad capital de Nueva Zelanda es mi corazón espiritual (me enamoré mientras estaba en la universidad) y con más cafés per cápita que cualquier otra ciudad del mundo, siempre me siento como en casa. Caminando por las calles de Wellington, mi mente se superpone a tantos recuerdos y ndash y yo siempre me sorprende cómo después de una década todavía sé cómo moverme sin un mapa. Sospecho que está grabado de forma indeleble en mi corazón.

De hecho, podría sugerir un trillón de razones diferentes para visitar Wellington, pero para mí, las más importantes son mi hermano, mi cuñada, dos sobrinos de mejillas rosadas y mi mejor amigo (a quien logré ver también en Auckland !). Incluso si no posee esos lazos filiales, Wellington es una ciudad brillante.

Wellington es una ciudad compacta rodeada de valles y colinas rodeados de valles y colinas rodeados de árboles.

1: - Siéntese en el puerto y observe a la gente.
Honestamente, es una de mis cosas favoritas para hacer, café en mano. Cosas simples ¿eh?

Tengo tantas recomendaciones de clásicos antiguos que escribí una publicación completa de mis lugares favoritos para el brunch en Wellington. Los brunch de Wellington están simplemente en un nivel sublime de sabor e inventiva y ndash y eso y rsquos incluso antes de que comencemos a ver las deliciosas opciones de cena.

3: - Explora el Museo Te Papa.
Te Papa es el museo y galería nacional de Nueva Zelanda y rsquos. Puede explorar los grandes tesoros e historias de mi país de origen y el entorno natural único, la cultura maorí, el patrimonio artístico y la fascinante historia. Siempre hay exposiciones innovadoras e interactivas, tanto cambiantes como permanentes, y siempre pierdo horas aquí.

4: - Deambule por los muelles y haga algunas compras.
Hay arte en prácticamente todos los rincones y excelente café en todos los demás. ¿Qué más podría necesitar una persona?

5: - Sube en teleférico hasta los jardines botánicos y disfruta de un picnic.
Una vez que esté allí, también le recomiendo observar las estrellas y ver el increíble espectáculo del planetario en el Observatorio Carter. Hay exposiciones que explican la importancia de Matariki y el papel del cúmulo de estrellas para el Año Nuevo M & # 257ori, y la importancia de las estrellas en la navegación polinesia y M & # 257ori.

6: - Realice un recorrido por el Parlamento en Beehive.
Nuestra sede nacional de gobierno es famosa por tener un tractor subiendo las escaleras en protesta por un impuesto al metano. Porque, Nueva Zelanda & hellip I & rsquom también están bastante orgullosos de que es donde se les otorgó el voto a las mujeres y ndash fuimos los primeros

7: - Visita la Fuente del Cubo en la Calle Cuba.
Obtienes puntos de bonificación si los estudiantes universitarios han vertido líquido lavavajillas para burbujearlo. Muchas de las tiendas y personajes más bohemios habitan Cuba Street y tengo vívidos recuerdos de hacer malabarismos con bolas de fuego aquí cuando era estudiante.

8: - Camine por las empinadas calles del zoológico de Wellington.
Los animales no solo tienen vistas increíbles sobre el valle, hay una gran exhibición de kiwis y tienen varias experiencias únicas con animales y ndash pude acariciar a un león hace unos años.

9: - Visita al taller de Weta.
Eche un vistazo al interior de Wellywood en The Weta Cave en Miramar y ndash es el taller de efectos especiales galardonado con múltiples premios creado para el rodaje de El señor de los anillos. ¿Mencioné que estaba en una de esas películas como extra? Suele ser mi pieza de fiesta. (Nota: la imagen no está relacionada, pero es de mi sobrino hermoso y despeinado).

10: - Recorre el puerto hasta Petone.
El viaje en tren no solo es impresionante mientras navegas por el mar, Petone se está convirtiendo en un verdadero centro gastronómico con fantásticos cafés y restaurantes. Fuimos a Comes & amp Goes para disfrutar de una exquisita variedad de platos de brunch.

Tengo un pequeño descargo de responsabilidad para colarse: el clima en Wellywood puede ser extremadamente tempestuoso y viviendo allí pronto aprendes a caminar de lado, pero con las fantásticas vibraciones, el bajo vientre bohemio y la atmósfera realmente amigable, bien vale la pena una visita. ¿Y en un día soleado? ¡La ciudad es absolutamente inmejorable!


10 cosas que hacer en Wellington, Nueva Zelanda

La ciudad capital de Nueva Zelanda es mi corazón espiritual (me enamoré mientras estaba en la universidad) y con más cafés per cápita que cualquier otra ciudad del mundo, siempre me siento como en casa. Caminando por las calles de Wellington, mi mente se superpone a tantos recuerdos y ndash y yo siempre me sorprende cómo después de una década todavía sé cómo moverme sin un mapa. Sospecho que está grabado de forma indeleble en mi corazón.

De hecho, podría sugerir un trillón de razones diferentes para visitar Wellington, pero para mí, las más importantes son mi hermano, mi cuñada, dos sobrinos de mejillas rosadas y mi mejor amigo (a quien logré ver también en Auckland). !). Incluso si no posee esos lazos filiales, Wellington es una ciudad brillante.

Wellington es una ciudad compacta rodeada de valles y colinas rodeados de valles y colinas rodeados de árboles.

1: - Siéntese en el puerto y observe a la gente.
Honestamente, es una de mis cosas favoritas para hacer, café en mano. Cosas simples ¿eh?

Tengo tantas recomendaciones de clásicos antiguos que escribí una publicación completa de mis lugares favoritos para el brunch en Wellington. Los brunch de Wellington están simplemente en un nivel sublime de sabor e inventiva y ndash y eso y rsquos incluso antes de que comencemos a ver las deliciosas opciones de cena.

3: - Explora el Museo Te Papa.
Te Papa es el museo y galería nacional de Nueva Zelanda y rsquos. Puede explorar los grandes tesoros e historias de mi país de origen y el entorno natural único, la cultura maorí, el patrimonio artístico y la fascinante historia. Siempre hay exposiciones innovadoras e interactivas, tanto cambiantes como permanentes, y siempre pierdo horas aquí.

4: - Deambule por los muelles y haga algunas compras.
Hay arte en prácticamente todos los rincones y excelente café en todos los demás. ¿Qué más podría necesitar una persona?

5: - Sube en teleférico hasta los jardines botánicos y disfruta de un picnic.
Una vez que esté allí, también le recomiendo observar las estrellas y ver el increíble espectáculo del planetario en el Observatorio Carter. Hay exposiciones que explican la importancia de Matariki y el papel del cúmulo de estrellas para el Año Nuevo M & # 257ori, y la importancia de las estrellas en la navegación polinesia y M & # 257ori.

6: - Realice un recorrido por el Parlamento en Beehive.
Nuestra sede nacional de gobierno es famosa por tener un tractor subiendo las escaleras en protesta por un impuesto al metano. Porque, Nueva Zelanda & hellip I & rsquom también están bastante orgullosos de que es donde se les otorgó el voto a las mujeres y ndash fuimos los primeros

7: - Visite la Fuente del Cubo en la Calle Cuba.
Obtienes puntos de bonificación si los estudiantes universitarios han vertido líquido lavavajillas para burbujearlo. Muchas de las tiendas y personajes más bohemios habitan Cuba Street y tengo vívidos recuerdos de hacer malabarismos con bolas de fuego aquí cuando era estudiante.

8: - Camine por las empinadas calles del zoológico de Wellington.
Los animales no solo tienen vistas increíbles sobre el valle, hay una gran exhibición de kiwis y tienen varias experiencias únicas con animales y ndash pude acariciar a un león hace unos años.

9: - Visita al taller de Weta.
Eche un vistazo al interior de Wellywood en The Weta Cave en Miramar y ndash es el taller de efectos especiales galardonado con múltiples premios creado para el rodaje de El señor de los anillos. ¿Mencioné que estaba en una de esas películas como extra? Suele ser mi pieza de fiesta. (Nota: la imagen no está relacionada, pero es de mi sobrino hermoso y despeinado).

10: - Recorre el puerto hasta Petone.
El viaje en tren no solo es impresionante mientras navegas por el mar, Petone se está convirtiendo en un verdadero centro gastronómico con fantásticos cafés y restaurantes. Fuimos a Comes & amp Goes para disfrutar de una exquisita variedad de platos de brunch.

Tengo un pequeño descargo de responsabilidad para colarse: el clima en Wellywood puede ser extremadamente tempestuoso y viviendo allí pronto aprendes a caminar de lado, pero con las fantásticas vibraciones, el bajo vientre bohemio y la atmósfera realmente amigable, bien vale la pena una visita. ¿Y en un día soleado? ¡La ciudad es absolutamente inmejorable!


10 cosas que hacer en Wellington, Nueva Zelanda

La ciudad capital de Nueva Zelanda es mi corazón espiritual (me enamoré mientras estaba en la universidad) y con más cafés per cápita que cualquier otra ciudad del mundo, siempre me siento como en casa. Caminando por las calles de Wellington, mi mente se superpone a tantos recuerdos y ndash y yo siempre me sorprende cómo después de una década todavía sé cómo moverme sin un mapa. Sospecho que está grabado de forma indeleble en mi corazón.

De hecho, podría sugerir un trillón de razones diferentes para visitar Wellington, pero para mí, las más importantes son mi hermano, mi cuñada, dos sobrinos de mejillas rosadas y mi mejor amigo (a quien logré ver también en Auckland !). Incluso si no posee esos lazos filiales, Wellington es una ciudad brillante.

Wellington es una ciudad compacta rodeada de valles y colinas rodeados de árboles y con vistas al Estrecho de Cook hacia las colinas y valles de la Isla Sur.

1: - Siéntese en el puerto y observe a la gente.
Honestamente, es una de mis cosas favoritas para hacer, café en mano. Cosas simples ¿eh?

Tengo tantas recomendaciones de clásicos antiguos que escribí una publicación completa de mis lugares favoritos para el brunch en Wellington. Los brunch de Wellington están simplemente en un nivel sublime de sabor e inventiva y ndash y eso y rsquos incluso antes de que comencemos a ver las deliciosas opciones de cena.

3: - Explora el Museo Te Papa.
Te Papa es el museo y galería nacional de Nueva Zelanda y rsquos. Puede explorar los grandes tesoros e historias de mi país de origen y el entorno natural único, la cultura maorí, el patrimonio artístico y la fascinante historia. Siempre hay exposiciones innovadoras e interactivas, tanto cambiantes como permanentes, y siempre pierdo horas aquí.

4: - Deambule por los muelles y haga algunas compras.
Hay arte en prácticamente todos los rincones y excelente café en todos los demás. ¿Qué más podría necesitar una persona?

5: - Sube en teleférico hasta los jardines botánicos y disfruta de un picnic.
Una vez que esté allí, también le recomiendo observar las estrellas y ver el increíble espectáculo del planetario en el Observatorio Carter. Hay exposiciones que explican la importancia de Matariki y el papel del cúmulo de estrellas para el Año Nuevo M & # 257ori, y la importancia de las estrellas en la navegación polinesia y M & # 257ori.

6: - Realice un recorrido por el Parlamento en Beehive.
Nuestra sede nacional de gobierno es famosa por tener un tractor subiendo las escaleras en protesta por un impuesto al metano. Porque, Nueva Zelanda & hellip I & rsquom también están bastante orgullosos de que es donde se les otorgó el voto a las mujeres y ndash fuimos los primeros

7: - Visite la Fuente del Cubo en la Calle Cuba.
Obtienes puntos de bonificación si los estudiantes universitarios han vertido líquido lavavajillas para burbujearlo. Muchas de las tiendas y personajes más bohemios habitan Cuba Street y tengo vívidos recuerdos de hacer malabarismos con bolas de fuego aquí cuando era estudiante.

8: - Camine por las empinadas calles del zoológico de Wellington.
Los animales no solo tienen vistas increíbles sobre el valle, hay una gran exhibición de kiwis y tienen varias experiencias únicas con animales y ndash pude acariciar a un león hace unos años.

9: - Visita al taller de Weta.
Eche un vistazo al interior de Wellywood en The Weta Cave en Miramar y ndash es el taller de efectos especiales galardonado con múltiples premios creado para el rodaje de El señor de los anillos. ¿Mencioné que estaba en una de esas películas como extra? Suele ser mi pieza de fiesta. (Nota: la imagen no está relacionada, pero es de mi sobrino hermoso y despeinado).

10: - Recorre el puerto hasta Petone.
El viaje en tren no solo es impresionante mientras navegas por el mar, Petone se está convirtiendo en un verdadero centro gastronómico con fantásticos cafés y restaurantes. Fuimos a Comes & amp Goes para disfrutar de una exquisita variedad de platos de brunch.

Tengo un pequeño descargo de responsabilidad para colarse: el clima en Wellywood puede ser extremadamente tempestuoso y viviendo allí pronto aprendes a caminar de lado, pero con las fantásticas vibraciones, el bajo vientre bohemio y la atmósfera realmente amigable, bien vale la pena una visita. ¿Y en un día soleado? ¡La ciudad es absolutamente inmejorable!


10 cosas que hacer en Wellington, Nueva Zelanda

La ciudad capital de Nueva Zelanda es mi corazón espiritual (me enamoré mientras estaba en la universidad) y con más cafés per cápita que cualquier otra ciudad del mundo, siempre me siento como en casa. Caminando por las calles de Wellington, mi mente se superpone a tantos recuerdos y ndash y yo siempre me sorprende cómo después de una década todavía sé cómo moverme sin un mapa. Sospecho que está grabado de forma indeleble en mi corazón.

De hecho, podría sugerir un trillón de razones diferentes para visitar Wellington, pero para mí, las más importantes son mi hermano, mi cuñada, dos sobrinos de mejillas rosadas y mi mejor amigo (a quien logré ver también en Auckland !). Incluso si no posee esos lazos filiales, Wellington es una ciudad brillante.

Wellington es una ciudad compacta rodeada de valles y colinas rodeados de valles y colinas rodeados de árboles.

1: - Siéntese en el puerto y observe a la gente.
Honestamente, es una de mis cosas favoritas para hacer, café en mano. Cosas simples ¿eh?

Tengo tantas recomendaciones de clásicos antiguos que escribí una publicación completa de mis lugares favoritos para el brunch en Wellington. Los brunch de Wellington están simplemente en un nivel sublime de sabor e inventiva y ndash y eso y rsquos incluso antes de que comencemos a ver las deliciosas opciones de cena.

3: - Explora el Museo Te Papa.
Te Papa es el museo y galería nacional de Nueva Zelanda y rsquos. Puede explorar los grandes tesoros e historias de mi país de origen y el entorno natural único, la cultura maorí, el patrimonio artístico y la fascinante historia. Siempre hay exposiciones innovadoras e interactivas, tanto cambiantes como permanentes, y siempre pierdo horas aquí.

4: - Deambule por los muelles y haga algunas compras.
Hay arte en prácticamente todos los rincones y excelente café en todos los demás. ¿Qué más podría necesitar una persona?

5: - Sube en teleférico hasta los jardines botánicos y disfruta de un picnic.
Una vez que esté allí, también le recomiendo observar las estrellas y ver el increíble espectáculo del planetario en el Observatorio Carter. Hay exposiciones que explican la importancia de Matariki y el papel del cúmulo de estrellas para el Año Nuevo M & # 257ori, y la importancia de las estrellas en la navegación polinesia y M & # 257ori.

6: - Realice un recorrido por el Parlamento en Beehive.
Nuestra sede nacional de gobierno es famosa por tener un tractor subiendo las escaleras en protesta por un impuesto al metano. Porque, Nueva Zelanda & hellip I & rsquom también están bastante orgullosos de que es donde se les otorgó el voto a las mujeres y ndash fuimos los primeros

7: - Visite la Fuente del Cubo en la Calle Cuba.
Obtienes puntos de bonificación si los estudiantes universitarios han vertido líquido lavavajillas para burbujearlo. Muchas de las tiendas y personajes más bohemios habitan Cuba Street y tengo vívidos recuerdos de hacer malabarismos con bolas de fuego aquí cuando era estudiante.

8: - Camine por las empinadas calles del zoológico de Wellington.
Los animales no solo tienen vistas increíbles sobre el valle, hay una gran exhibición de kiwis y tienen varias experiencias únicas con animales y ndash pude acariciar a un león hace unos años.

9: - Visita al taller de Weta.
Eche un vistazo al interior de Wellywood en The Weta Cave en Miramar y ndash es el taller de efectos especiales galardonado con múltiples premios creado para el rodaje de El señor de los anillos. ¿Mencioné que estaba en una de esas películas como extra? Suele ser mi pieza de fiesta. (Nota: la imagen no está relacionada, pero es de mi sobrino hermoso y despeinado).

10: - Recorre el puerto hasta Petone.
El viaje en tren no solo es impresionante mientras navegas por el mar, Petone se está convirtiendo en un verdadero centro gastronómico con fantásticos cafés y restaurantes. Fuimos a Comes & amp Goes para disfrutar de una exquisita variedad de platos de brunch.

Tengo un pequeño descargo de responsabilidad para colarse: el clima en Wellywood puede ser extremadamente tempestuoso y viviendo allí pronto aprendes a caminar de lado, pero con las fantásticas vibraciones, el bajo vientre bohemio y la atmósfera realmente amigable, bien vale la pena una visita. ¿Y en un día soleado? ¡La ciudad es absolutamente inmejorable!


10 cosas que hacer en Wellington, Nueva Zelanda

La ciudad capital de Nueva Zelanda es mi corazón espiritual (me enamoré mientras estaba en la universidad) y con más cafés per cápita que cualquier otra ciudad del mundo, siempre me siento como en casa. Caminando por las calles de Wellington, mi mente se superpone a tantos recuerdos y ndash y yo siempre me sorprende cómo después de una década todavía sé cómo moverme sin un mapa. Sospecho que está grabado de forma indeleble en mi corazón.

De hecho, podría sugerir un trillón de razones diferentes para visitar Wellington, pero para mí, las más importantes son mi hermano, mi cuñada, dos sobrinos de mejillas rosadas y mi mejor amigo (a quien logré ver también en Auckland !). Incluso si no posee esos lazos filiales, Wellington es una ciudad brillante.

Wellington es una ciudad compacta rodeada de valles y colinas rodeados de valles y colinas rodeados de árboles.

1: - Siéntese en el puerto y observe a la gente.
Honestamente, es una de mis cosas favoritas para hacer, café en mano. Cosas simples ¿eh?

Tengo tantas recomendaciones de clásicos antiguos que escribí una publicación completa de mis lugares favoritos para el brunch en Wellington. Los brunch de Wellington están simplemente en un nivel sublime de sabor e inventiva y ndash y eso y rsquos incluso antes de que comencemos a ver las deliciosas opciones de cena.

3: - Explora el Museo Te Papa.
Te Papa es el museo y galería nacional de Nueva Zelanda y rsquos. Puede explorar los grandes tesoros e historias de mi país de origen y el entorno natural único, la cultura maorí, el patrimonio artístico y la fascinante historia. Siempre hay exposiciones innovadoras e interactivas tanto cambiantes como permanentes y siempre pierdo horas aquí.

4: - Deambule por los muelles y haga algunas compras.
Hay arte en prácticamente todos los rincones y excelente café en todos los demás. ¿Qué más podría necesitar una persona?

5: - Sube en teleférico hasta los jardines botánicos y disfruta de un picnic.
Una vez que esté allí, también le recomiendo observar las estrellas y ver el increíble espectáculo del planetario en el Observatorio Carter. Hay exposiciones que explican la importancia de Matariki y el papel del cúmulo de estrellas para el Año Nuevo M & # 257ori, y la importancia de las estrellas en la navegación polinesia y M & # 257ori.

6: - Realice un recorrido por el Parlamento en Beehive.
Nuestra sede nacional de gobierno es famosa por tener un tractor subiendo las escaleras en protesta por un impuesto al metano. Porque, Nueva Zelanda & hellip I & rsquom también están bastante orgullosos de que es donde se les otorgó el voto a las mujeres y ndash fuimos los primeros

7: - Visita la Fuente del Cubo en la Calle Cuba.
Obtienes puntos de bonificación si los estudiantes universitarios han vertido líquido para lavar platos para burbujearlo. Muchas de las tiendas y personajes más bohemios habitan Cuba Street y tengo vívidos recuerdos de hacer malabarismos con bolas de fuego aquí cuando era estudiante.

8: - Camine por las empinadas calles del zoológico de Wellington.
Los animales no solo tienen vistas increíbles sobre el valle, hay una gran exhibición de kiwis y tienen varias experiencias únicas con animales y ndash pude acariciar a un león hace unos años.

9: - Visita al taller de Weta.
Eche un vistazo al interior de Wellywood en The Weta Cave en Miramar y ndash es el taller de efectos especiales galardonado con múltiples premios creado para filmar El señor de los anillos. ¿Mencioné que estaba en una de esas películas como extra? Suele ser mi pieza de fiesta. (Nota: la imagen no está relacionada, pero es de mi sobrino hermoso y despeinado).

10: - Recorre el puerto hasta Petone.
El viaje en tren no solo es impresionante mientras navegas por el mar, Petone se está convirtiendo en un verdadero centro gastronómico con fantásticos cafés y restaurantes. Fuimos a Comes & amp Goes para disfrutar de una exquisita variedad de platos de brunch.

I do have a little disclaimer to sneak in &ndash the weather in Wellywood can be extremely tempestuous and living there you soon learn to walk sideways, but with the fantastic vibes, the bohemian underbelly and really friendly atmosphere it is well worth a visit. And on a sunny day? The city is utterly unbeatable!


10 things to do in Wellington, New Zealand

The capital city of New Zealand is my spiritual heart (I fell in love whilst at university there) and with more cafes per capita than any other city in the world, it always feels like home. Walking down Wellington streets, my mind overlays so many memories &ndash and I&rsquom always amazed at how after a decade I still know how to get around without a map. I suspect it is indelibly etched on my heart.

I could actually suggest a zillion different reasons to visit Wellington, but for me, the most important ones are my brother, sister-in-law, two rosy cheeked nephews and my best friend (who I managed to also get to see up in Auckland!). Even if you don&rsquot possess such filial ties, Wellington is a brilliant city.

Capping off the bottom of the North Island, and overlooking the Cook Strait towards the hills and valleys of the South Island, Wellington is a compact city surrounded by tree shrouded valleys and hills.

1:- Sit on the harbourside and people watch.
Honestly, it is one of my favourite things to do, coffee in hand. Simple things huh?

I have so many recommendations of old classics that I wrote an entire post of my favourite Wellington brunch spots. Wellington brunches are simply at a sublime level of flavour and inventiveness &ndash and that&rsquos before we even begin to look at the delectable dinner options.

3:- Explore Te Papa Museum.
Te Papa is New Zealand&rsquos national museum and gallery. You can explore the great treasures and stories of my home country &ndash the unique natural environment, Maori culture, art heritage, and fascinating history. There are always innovative and interactive exhibitions both changing and permanent &ndash I always lose hours here.

4:- Meander along the quays and do a little shopping.
There is art on practically every corner and excellent coffee on every other. What more could a person ever need?

5:- Ride the cable car up to the Botanical gardens and nibble a picnic.
Once you&rsquore there, I&rsquod also recommend stargazing and check out the amazing planetarium show at Carter Observatory. There are exhibitions that explain the significance of Matariki and the role of the star cluster for the Māori New Year, and the importance of the stars in Polynesian and Māori navigation.

6:- Take in a Parliament tour at the Beehive.
Our national seat of governance is infamous for having a tractor driven up the steps in protest of a methane tax. Because, New Zealand&hellip I&rsquom also rather proud that it is where women were granted the vote &ndash we were the ifirst

7:- Visit the Bucket Fountain on Cuba Street.
You get bonus points if the university students have poured dishwashing liquid to bubble it. Many of the more bohemian shops and characters inhabit Cuba Street &ndash I have vivid memories of juggling fireballs here as a student.

8:- Hike up the steep lanes of Wellington Zoo.
Not only do the animals have amazing views over the valley, there is a great kiwi exhibition and they have several unique animal experiences &ndash I got to pat a Lion a few years ago.

9:- Visit Weta Workshop.
Get an inside peek into Wellywood at The Weta Cave in Miramar &ndash it is the multi-award winning special effects workshop set up for filming Lord of the Rings. Did I mention that I was in one of those films as an extra? It&rsquos usually my party piece. (Nb: image is unrelated, but of my gorgeous, tousled haired nephew.)

10:- Pop around the harbour to Petone.
Not only is the train ride stunning as you skim the sea, Petone is becoming a real foodie hub with fantastic cafes and restaurants. We popped into Comes & Goes for an exquisite array of brunch dishes.

I do have a little disclaimer to sneak in &ndash the weather in Wellywood can be extremely tempestuous and living there you soon learn to walk sideways, but with the fantastic vibes, the bohemian underbelly and really friendly atmosphere it is well worth a visit. And on a sunny day? The city is utterly unbeatable!


10 things to do in Wellington, New Zealand

The capital city of New Zealand is my spiritual heart (I fell in love whilst at university there) and with more cafes per capita than any other city in the world, it always feels like home. Walking down Wellington streets, my mind overlays so many memories &ndash and I&rsquom always amazed at how after a decade I still know how to get around without a map. I suspect it is indelibly etched on my heart.

I could actually suggest a zillion different reasons to visit Wellington, but for me, the most important ones are my brother, sister-in-law, two rosy cheeked nephews and my best friend (who I managed to also get to see up in Auckland!). Even if you don&rsquot possess such filial ties, Wellington is a brilliant city.

Capping off the bottom of the North Island, and overlooking the Cook Strait towards the hills and valleys of the South Island, Wellington is a compact city surrounded by tree shrouded valleys and hills.

1:- Sit on the harbourside and people watch.
Honestly, it is one of my favourite things to do, coffee in hand. Simple things huh?

I have so many recommendations of old classics that I wrote an entire post of my favourite Wellington brunch spots. Wellington brunches are simply at a sublime level of flavour and inventiveness &ndash and that&rsquos before we even begin to look at the delectable dinner options.

3:- Explore Te Papa Museum.
Te Papa is New Zealand&rsquos national museum and gallery. You can explore the great treasures and stories of my home country &ndash the unique natural environment, Maori culture, art heritage, and fascinating history. There are always innovative and interactive exhibitions both changing and permanent &ndash I always lose hours here.

4:- Meander along the quays and do a little shopping.
There is art on practically every corner and excellent coffee on every other. What more could a person ever need?

5:- Ride the cable car up to the Botanical gardens and nibble a picnic.
Once you&rsquore there, I&rsquod also recommend stargazing and check out the amazing planetarium show at Carter Observatory. There are exhibitions that explain the significance of Matariki and the role of the star cluster for the Māori New Year, and the importance of the stars in Polynesian and Māori navigation.

6:- Take in a Parliament tour at the Beehive.
Our national seat of governance is infamous for having a tractor driven up the steps in protest of a methane tax. Because, New Zealand&hellip I&rsquom also rather proud that it is where women were granted the vote &ndash we were the ifirst

7:- Visit the Bucket Fountain on Cuba Street.
You get bonus points if the university students have poured dishwashing liquid to bubble it. Many of the more bohemian shops and characters inhabit Cuba Street &ndash I have vivid memories of juggling fireballs here as a student.

8:- Hike up the steep lanes of Wellington Zoo.
Not only do the animals have amazing views over the valley, there is a great kiwi exhibition and they have several unique animal experiences &ndash I got to pat a Lion a few years ago.

9:- Visit Weta Workshop.
Get an inside peek into Wellywood at The Weta Cave in Miramar &ndash it is the multi-award winning special effects workshop set up for filming Lord of the Rings. Did I mention that I was in one of those films as an extra? It&rsquos usually my party piece. (Nb: image is unrelated, but of my gorgeous, tousled haired nephew.)

10:- Pop around the harbour to Petone.
Not only is the train ride stunning as you skim the sea, Petone is becoming a real foodie hub with fantastic cafes and restaurants. We popped into Comes & Goes for an exquisite array of brunch dishes.

I do have a little disclaimer to sneak in &ndash the weather in Wellywood can be extremely tempestuous and living there you soon learn to walk sideways, but with the fantastic vibes, the bohemian underbelly and really friendly atmosphere it is well worth a visit. And on a sunny day? The city is utterly unbeatable!


10 things to do in Wellington, New Zealand

The capital city of New Zealand is my spiritual heart (I fell in love whilst at university there) and with more cafes per capita than any other city in the world, it always feels like home. Walking down Wellington streets, my mind overlays so many memories &ndash and I&rsquom always amazed at how after a decade I still know how to get around without a map. I suspect it is indelibly etched on my heart.

I could actually suggest a zillion different reasons to visit Wellington, but for me, the most important ones are my brother, sister-in-law, two rosy cheeked nephews and my best friend (who I managed to also get to see up in Auckland!). Even if you don&rsquot possess such filial ties, Wellington is a brilliant city.

Capping off the bottom of the North Island, and overlooking the Cook Strait towards the hills and valleys of the South Island, Wellington is a compact city surrounded by tree shrouded valleys and hills.

1:- Sit on the harbourside and people watch.
Honestly, it is one of my favourite things to do, coffee in hand. Simple things huh?

I have so many recommendations of old classics that I wrote an entire post of my favourite Wellington brunch spots. Wellington brunches are simply at a sublime level of flavour and inventiveness &ndash and that&rsquos before we even begin to look at the delectable dinner options.

3:- Explore Te Papa Museum.
Te Papa is New Zealand&rsquos national museum and gallery. You can explore the great treasures and stories of my home country &ndash the unique natural environment, Maori culture, art heritage, and fascinating history. There are always innovative and interactive exhibitions both changing and permanent &ndash I always lose hours here.

4:- Meander along the quays and do a little shopping.
There is art on practically every corner and excellent coffee on every other. What more could a person ever need?

5:- Ride the cable car up to the Botanical gardens and nibble a picnic.
Once you&rsquore there, I&rsquod also recommend stargazing and check out the amazing planetarium show at Carter Observatory. There are exhibitions that explain the significance of Matariki and the role of the star cluster for the Māori New Year, and the importance of the stars in Polynesian and Māori navigation.

6:- Take in a Parliament tour at the Beehive.
Our national seat of governance is infamous for having a tractor driven up the steps in protest of a methane tax. Because, New Zealand&hellip I&rsquom also rather proud that it is where women were granted the vote &ndash we were the ifirst

7:- Visit the Bucket Fountain on Cuba Street.
You get bonus points if the university students have poured dishwashing liquid to bubble it. Many of the more bohemian shops and characters inhabit Cuba Street &ndash I have vivid memories of juggling fireballs here as a student.

8:- Hike up the steep lanes of Wellington Zoo.
Not only do the animals have amazing views over the valley, there is a great kiwi exhibition and they have several unique animal experiences &ndash I got to pat a Lion a few years ago.

9:- Visit Weta Workshop.
Get an inside peek into Wellywood at The Weta Cave in Miramar &ndash it is the multi-award winning special effects workshop set up for filming Lord of the Rings. Did I mention that I was in one of those films as an extra? It&rsquos usually my party piece. (Nb: image is unrelated, but of my gorgeous, tousled haired nephew.)

10:- Pop around the harbour to Petone.
Not only is the train ride stunning as you skim the sea, Petone is becoming a real foodie hub with fantastic cafes and restaurants. We popped into Comes & Goes for an exquisite array of brunch dishes.

I do have a little disclaimer to sneak in &ndash the weather in Wellywood can be extremely tempestuous and living there you soon learn to walk sideways, but with the fantastic vibes, the bohemian underbelly and really friendly atmosphere it is well worth a visit. And on a sunny day? The city is utterly unbeatable!


Ver el vídeo: ΟΙ ΕΛΛΗΝΕΣ ΣΤΗ ΝΕΑ ΖΗΛΑΝΔΙΑ Μέρος 1ο


Comentarios:

  1. Aleeyah

    El viento soplará todas las dolencias

  2. Samugore

    Esto fue y conmigo.

  3. Kik

    Estas equivocado. Estoy seguro. Vamos a discutir.



Escribe un mensaje