gt.blackmilkmag.com
Nuevas recetas

Aziz Ansari prepara tacos y odia la palabra "gourmet"

Aziz Ansari prepara tacos y odia la palabra


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


La estrella de 'Master of None' revela algunos de sus aspectos favoritos de la comida

Ansari también revela que su tipo de pasta favorita es la lasaña.

Aziz Ansari puede ser más conocido como comediante y actor, pero también es un amante de la comida y presenta su propia serie web. Club de comida, en 2014 e invirtiendo en el servicio de entrega de David Chang, Ando. En la reciente serie "73 preguntas" de Vogue, Ansari habla de todo, desde su lugar favorito de comida rápida hasta la tendencia gastronómica que más odia.

Un minuto después de la entrevista, mientras Ansari prepara un batido con su NutriBullet, revela que incluso su apodo está relacionado con la comida. Según Ansari, los hijos de Amy Poehler, su Parques y Recreación coprotagonista, llámalo "Turkey Sandwich".

Ansari también dice que el lugar más delicioso del mundo es Tokio, que le gustan los tacos de pescado de Ricky en Los Ángeles y que su lugar favorito de comida rápida es Chick-fil-A.

Cuando se le pregunta qué tendencia alimentaria odia más, Ansari dice que no es fanático de la palabra "entusiasta".

"Para. Las personas a las que les gusta la comida no deberían tener esta cosa que suena extrañamente fetiche. Llame a las personas a las que no les importa lo que comen 'Food Bozos' ”, dice en el video.

Para leer acerca de 9 celebridades que están más obsesionadas con la comida que tú, haz clic aquí.


15 tacos de lista de deseos en Estados Unidos

En el final de temporada de la serie de Netflix. Maestro de nadieEl personaje de Aziz Ansari, Dev, se enfrenta a dos grandes dilemas: primero, cómo salvar su relación con su novia, y segundo, dónde encontrar los mejores tacos de la ciudad de Nueva York. Su juerga frenética de múltiples pestañas en Google no solo es un recordatorio de nuestras prioridades actuales, sino también de nuestra relación obsesiva, si no a veces inestable, con los tacos aquí en Estados Unidos.

“Los mexicanos han estado poniendo cosas en una tortilla, pellizcándola y luego comiéndola durante miles de años”, dice Gustavo Arellano, autor de Taco USA: Cómo la comida mexicana conquistó América. Pero el taco no se filtró formalmente en la conciencia estadounidense hasta después de la Segunda Guerra Mundial, cuando los veteranos que buscaban oportunidades para ganar dinero coincidieron con el auge de las cadenas de restaurantes. Esa es la escena en la que Glen Bell, de la fama de Taco Bell, entró en San Bernadino, CA, y decidió que se enfocaría en una combinación de carne dura y carne molida después de ver cómo el éxito financiero de los hermanos McDonald's se disparaba desde su operación de hamburguesas.

“Glen se sentaba en el estacionamiento y se enfurecía”, dice Arellano. "Estaba muy celoso".

“Siempre me quito el sombrero ante los pioneros. Es fácil odiar en [lugares como] Taco Bell, pero abrieron el paladar para que los estadounidenses probaran comida nueva ".

La década de 1950 también presentó el kit de tacos de bricolaje, cortesía de George Ashley de El Paso, TX, a quien se le acredita como el inventor de las tortillas en lata (#staywoke). El equipo incluía un andamio de metal para tacos junto con un folleto instructivo, lo que facilitaba a las amas de casa de todo el país prepararlas para la cena del domingo.

“Siempre me quito el sombrero ante los pioneros”, dice Arellano. "Es fácil odiar en [lugares como] Taco Bell, pero abrieron el paladar para que los estadounidenses probaran comida nueva".

A medida que el taco se convirtió en parte de la lengua vernácula estadounidense, la cadena de Glen Bell generó derivados como Del Taco y, finalmente, operaciones rápidas e informales como El Torito, preparando el escenario para la segunda fase de su ciclo: el taco blando. “Técnicamente eso es lo que es, pero nadie lo llama así”, dice Arellano. Su aparición en los años 70 se puede atribuir en gran medida a la legendaria cadena de SoCal, King Taco, que "básicamente creó el camión de tacos tal como lo conocemos", dice Arellano. “Nadie creía que la gente se los comiera del formato de camión, pero el fundador de King Taco sabía algo que otros no sabían. A partir de ahí, todos empezaron a copiarlo ".

Esto abrió las compuertas para pioneros como Roy Choi, quien ayudó a popularizar el taco multicultural y llevar a Kogi a la corriente principal. “Ahora estamos en la era de los chefs chicanos como Wes Avila que tienen la formación culinaria para crear tacos artesanales”, dice Arellano. A medida que el escándalo de Chipotle E. coli continúa comprometiendo el estado aparentemente intocable del burrito en Estados Unidos, "es el Altamont de la cultura del burrito", dice Arellano, comparándolo con el violento concierto de 1969 en el norte de California que puso fin a la era hippie feliz: el vacío está bien abierto para que el taco suba por la escalera. “El taco está recibiendo su debido respeto en este momento”, dice Arellano.

Para celebrar este momento en el tiempo, hemos recurrido a un puñado de autores, escritores, bloggers de tacos e incluso un par de deejays trotamundos para proporcionar información sobre el alcance de los tacos aquí en los EE. UU. (Y, sí, perdón por el La gran cobertura de la costa oeste es, después de todo, el hogar espiritual de los tacos domésticos en muchos aspectos).

  • John Birdsall, Escritor de comida con sede en Oakland (@john_birdsall)
  • Regan Hofmann, escritor gastronómico, colaborador en Puñetazo (@regan_hofmann)
  • Scarlett Lindeman, redactor y editor de recetas (@itsmescar)
  • Armando Rayo, periodista de tacos, autor de Tacos de desayuno de Austin y Tacos de Texas (@elmundodemando)
  • Jos y eacute R. Ralat, fundador de Taco Trail, editor de alimentos en Indios y vaqueros (@tacotrail)
  • Jordana Rothman, escritor de comida y bebida, coautor de Tacos: recetas y provocaciones (@jordanarothman)
  • Rebecca Flint Marx, editor senior de San Francisco Magazine (@ediblecomplex)
  • Erin Mosbaugh, editor de noticias en Primero nos damos un festín (@jayblague)
  • Corey Cova, chef de Lord Hamm's y New Leaf (@coreycova)
  • Gabriel Carbajal, Escritor de comida con sede en Los Ángeles (@el_dragon_tragon)
  • L.A. Taco, blog de comida, cultura y estilo de vida de los tacos (@lataco)
  • Edmund Tijerina, crítico de restaurante en el San Antonio Express-News (@etij)
  • A-Trak, d.j., fundador de Fool’s Gold (@atrak)
  • Neil Armstrong, DJ. (@djneilarmstrong)
  • Matthew Dekneef, escritor en Revista Hawaii (@mattdknf)

15 tacos de lista de deseos en Estados Unidos

En el final de temporada de la serie de Netflix. Maestro de nadieEl personaje de Aziz Ansari, Dev, se enfrenta a dos grandes dilemas: primero, cómo salvar su relación con su novia y segundo, dónde encontrar los mejores tacos de la ciudad de Nueva York. Su juerga frenética de Google de múltiples pestañas no solo es un recordatorio de nuestras prioridades actuales, sino también de nuestra relación obsesiva, si no a veces, inestable, con los tacos aquí en Estados Unidos.

“Los mexicanos han estado poniendo cosas en una tortilla, pellizcándola y luego comiéndola durante miles de años”, dice Gustavo Arellano, autor de Taco USA: Cómo la comida mexicana conquistó América. Pero el taco no se filtró formalmente en la conciencia estadounidense hasta después de la Segunda Guerra Mundial, cuando los veteranos que buscaban oportunidades para ganar dinero coincidieron con el auge de las cadenas de restaurantes. Esa es la escena en la que Glen Bell, de la fama de Taco Bell, entró en San Bernadino, CA, y decidió que se concentraría en una combinación de carne dura y carne molida después de ver cómo el éxito financiero de los hermanos McDonald's se disparó gracias a su operación de hamburguesas.

“Glen se sentaba en el estacionamiento y se enfurecía”, dice Arellano. "Estaba muy celoso".

“Siempre me quito el sombrero ante los pioneros. Es fácil odiar en [lugares como] Taco Bell, pero abrieron el paladar para que los estadounidenses probaran comida nueva ".

La década de 1950 también presentó el kit de tacos de bricolaje, cortesía de George Ashley de El Paso, TX, a quien se le acredita como el inventor de las tortillas en lata (#staywoke). El equipo incluía un andamio de metal para tacos junto con un folleto instructivo, lo que facilitaba a las amas de casa de todo el país prepararlas para la cena del domingo.

“Siempre me quito el sombrero ante los pioneros”, dice Arellano. "Es fácil odiar en [lugares como] Taco Bell, pero abrieron el paladar para que los estadounidenses probaran comida nueva".

A medida que el taco se convirtió en parte de la lengua vernácula estadounidense, la cadena de Glen Bell generó derivados como Del Taco y, finalmente, operaciones rápidas e informales como El Torito, preparando el escenario para la segunda fase de su ciclo: el taco blando. “Técnicamente eso es lo que es, pero nadie lo llama así”, dice Arellano. Su aparición en los años 70 se puede atribuir en gran medida a la legendaria cadena de SoCal, King Taco, que "básicamente creó el camión de tacos tal como lo conocemos", dice Arellano. “Nadie creía que la gente se los comiera del formato de camión, pero el fundador de King Taco sabía algo que otros no sabían. A partir de ahí, todos empezaron a copiarlo ".

Esto abrió las compuertas para pioneros como Roy Choi, quien ayudó a popularizar el taco multicultural y llevar a Kogi a la corriente principal. “Ahora estamos en la era de los chefs chicanos como Wes Avila que tienen la formación culinaria para crear tacos artesanales”, dice Arellano. A medida que el escándalo de Chipotle E. coli continúa comprometiendo el estado aparentemente intocable del burrito en Estados Unidos, "es el Altamont de la cultura del burrito", dice Arellano, comparándolo con el violento concierto de 1969 en el norte de California que puso fin a la era hippie feliz: el vacío está bien abierto para que el taco suba por la escalera. “El taco está recibiendo su debido respeto en este momento”, dice Arellano.

Para celebrar este momento en el tiempo, hemos recurrido a un puñado de autores, escritores, bloggers de tacos e incluso un par de deejays trotamundos para proporcionar información sobre el alcance de los tacos aquí en los EE. UU. (Y, sí, perdón por el La gran cobertura de la costa oeste es, después de todo, el hogar espiritual de los tacos domésticos en muchos aspectos).

  • John Birdsall, Escritor de comida con sede en Oakland (@john_birdsall)
  • Regan Hofmann, escritor gastronómico, colaborador en Puñetazo (@regan_hofmann)
  • Scarlett Lindeman, redactor y editor de recetas (@itsmescar)
  • Armando Rayo, periodista de tacos, autor de Tacos de desayuno de Austin y Tacos de Texas (@elmundodemando)
  • Jos y eacute R. Ralat, fundador de Taco Trail, editor de alimentos en Indios y vaqueros (@tacotrail)
  • Jordana Rothman, escritor de comida y bebida, coautor de Tacos: recetas y provocaciones (@jordanarothman)
  • Rebecca Flint Marx, editor senior de San Francisco Magazine (@ediblecomplex)
  • Erin Mosbaugh, editor de noticias en Primero nos damos un festín (@jayblague)
  • Corey Cova, chef de Lord Hamm's y New Leaf (@coreycova)
  • Gabriel Carbajal, Escritor de comida con sede en Los Ángeles (@el_dragon_tragon)
  • L.A. Taco, blog de comida, cultura y estilo de vida de los tacos (@lataco)
  • Edmund Tijerina, crítico de restaurante en el San Antonio Express-News (@etij)
  • A-Trak, d.j., fundador de Fool’s Gold (@atrak)
  • Neil Armstrong, DJ. (@djneilarmstrong)
  • Matthew Dekneef, escritor en Revista Hawaii (@mattdknf)

15 tacos de lista de deseos en Estados Unidos

En el final de temporada de la serie de Netflix. Maestro de nadieEl personaje de Aziz Ansari, Dev, se enfrenta a dos grandes dilemas: primero, cómo salvar su relación con su novia y segundo, dónde encontrar los mejores tacos de la ciudad de Nueva York. Su juerga frenética de múltiples pestañas en Google no solo es un recordatorio de nuestras prioridades actuales, sino también de nuestra relación obsesiva, si no a veces inestable, con los tacos aquí en Estados Unidos.

“Los mexicanos han estado poniendo cosas en una tortilla, pellizcándola y luego comiéndola durante miles de años”, dice Gustavo Arellano, autor de Taco USA: Cómo la comida mexicana conquistó América. Pero el taco no se filtró formalmente en la conciencia estadounidense hasta después de la Segunda Guerra Mundial, cuando los veteranos que buscaban oportunidades para ganar dinero coincidieron con el auge de las cadenas de restaurantes. Esa es la escena en la que Glen Bell, de la fama de Taco Bell, entró en San Bernadino, CA, y decidió que se concentraría en una combinación de carne dura y carne molida después de ver cómo el éxito financiero de los hermanos McDonald's se disparó gracias a su operación de hamburguesas.

“Glen se sentaba en el estacionamiento y se enfurecía”, dice Arellano. "Estaba muy celoso".

“Siempre me quito el sombrero ante los pioneros. Es fácil odiar en [lugares como] Taco Bell, pero abrieron el paladar para que los estadounidenses probaran comida nueva ".

La década de 1950 también presentó el kit de tacos de bricolaje, cortesía de George Ashley de El Paso, TX, a quien se le acredita como el inventor de las tortillas en lata (#staywoke). El equipo incluía un andamio de metal para tacos junto con un folleto instructivo, lo que facilitaba a las amas de casa de todo el país prepararlas para la cena del domingo.

“Siempre me quito el sombrero ante los pioneros”, dice Arellano. "Es fácil odiar en [lugares como] Taco Bell, pero abrieron el paladar para que los estadounidenses probaran comida nueva".

A medida que el taco se convirtió en parte de la lengua vernácula estadounidense, la cadena de Glen Bell generó derivados como Del Taco y, finalmente, operaciones rápidas e informales como El Torito, preparando el escenario para la segunda fase de su ciclo: el taco blando. “Técnicamente eso es lo que es, pero nadie lo llama así”, dice Arellano. Su aparición en los años 70 se puede atribuir en gran medida a la legendaria cadena de SoCal, King Taco, que "básicamente creó el camión de tacos tal como lo conocemos", dice Arellano. “Nadie creía que la gente se los comiera del formato de camión, pero el fundador de King Taco sabía algo que otros no sabían. A partir de ahí, todos empezaron a copiarlo ".

Esto abrió las compuertas para pioneros como Roy Choi, quien ayudó a popularizar el taco multicultural y llevar a Kogi a la corriente principal. “Ahora estamos en la era de los chefs chicanos como Wes Avila que tienen la formación culinaria para crear tacos artesanales”, dice Arellano. A medida que el escándalo de Chipotle E. coli continúa comprometiendo el estado aparentemente intocable del burrito en Estados Unidos, "es el Altamont de la cultura del burrito", dice Arellano, comparándolo con el violento concierto de 1969 en el norte de California que puso fin a la era hippie feliz: el vacío está bien abierto para que el taco suba por la escalera. “El taco está recibiendo su debido respeto en este momento”, dice Arellano.

Para celebrar este momento en el tiempo, hemos recurrido a un puñado de autores, escritores, bloggers de tacos e incluso un par de deejays trotamundos para proporcionar información sobre el alcance de los tacos aquí en los EE. UU. (Y, sí, perdón por el La gran cobertura de la costa oeste es, después de todo, el hogar espiritual de los tacos domésticos en muchos aspectos).

  • John Birdsall, Escritor de comida con sede en Oakland (@john_birdsall)
  • Regan Hofmann, escritor gastronómico, colaborador en Puñetazo (@regan_hofmann)
  • Scarlett Lindeman, redactor y editor de recetas (@itsmescar)
  • Armando Rayo, periodista de tacos, autor de Austin Tacos De Desayuno y Tacos de Texas (@elmundodemando)
  • Jos y eacute R. Ralat, fundador de Taco Trail, editor de alimentos en Indios y vaqueros (@tacotrail)
  • Jordana Rothman, escritor de comida y bebida, coautor de Tacos: recetas y provocaciones (@jordanarothman)
  • Rebecca Flint Marx, editor senior de San Francisco Magazine (@ediblecomplex)
  • Erin Mosbaugh, editor de noticias en Primero nos damos un festín (@jayblague)
  • Corey Cova, chef de Lord Hamm's y New Leaf (@coreycova)
  • Gabriel Carbajal, Escritor de comida con sede en Los Ángeles (@el_dragon_tragon)
  • L.A. Taco, blog de comida, cultura y estilo de vida de los tacos (@lataco)
  • Edmund Tijerina, crítico de restaurante en el San Antonio Express-News (@etij)
  • A-Trak, d.j., fundador de Fool’s Gold (@atrak)
  • Neil Armstrong, DJ. (@djneilarmstrong)
  • Matthew Dekneef, escritor en Revista Hawaii (@mattdknf)

15 tacos de lista de deseos en Estados Unidos

En el final de temporada de la serie de Netflix. Maestro de nadieEl personaje de Aziz Ansari, Dev, se enfrenta a dos grandes dilemas: primero, cómo salvar su relación con su novia y segundo, dónde encontrar los mejores tacos de la ciudad de Nueva York. Su juerga frenética de Google de múltiples pestañas no solo es un recordatorio de nuestras prioridades actuales, sino también de nuestra relación obsesiva, si no a veces, inestable, con los tacos aquí en Estados Unidos.

“Los mexicanos han estado poniendo cosas en una tortilla, pellizcándola y luego comiéndola durante miles de años”, dice Gustavo Arellano, autor de Taco USA: Cómo la comida mexicana conquistó América. Pero el taco no se filtró formalmente en la conciencia estadounidense hasta después de la Segunda Guerra Mundial, cuando los veteranos que buscaban oportunidades para ganar dinero coincidieron con el auge de las cadenas de restaurantes. Esa es la escena en la que Glen Bell, de la fama de Taco Bell, entró en San Bernadino, CA, y decidió que se concentraría en una combinación de carne dura y carne molida después de ver cómo el éxito financiero de los hermanos McDonald's se disparó gracias a su operación de hamburguesas.

“Glen se sentaba en el estacionamiento y se enfurecía”, dice Arellano. "Estaba muy celoso".

“Siempre me quito el sombrero ante los pioneros. Es fácil odiar en [lugares como] Taco Bell, pero abrieron el paladar para que los estadounidenses probaran comida nueva ".

La década de 1950 también presentó el kit de tacos de bricolaje, cortesía de George Ashley de El Paso, TX, a quien se le acredita como el inventor de las tortillas en lata (#staywoke). El equipo incluía un andamio de metal para tacos junto con un folleto instructivo, lo que facilitaba a las amas de casa de todo el país prepararlas para la cena del domingo.

“Siempre me quito el sombrero ante los pioneros”, dice Arellano. "Es fácil odiar en [lugares como] Taco Bell, pero abrieron el paladar para que los estadounidenses probaran comida nueva".

A medida que el taco se convirtió en parte de la lengua vernácula estadounidense, la cadena de Glen Bell generó derivados como Del Taco y, finalmente, operaciones rápidas e informales como El Torito, preparando el escenario para la segunda fase de su ciclo: el taco blando. “Técnicamente eso es lo que es, pero nadie lo llama así”, dice Arellano. Su aparición en los años 70 se puede atribuir en gran medida a la legendaria cadena de SoCal, King Taco, que "básicamente creó el camión de tacos tal como lo conocemos", dice Arellano. “Nadie creía que la gente se los comiera del formato de camión, pero el fundador de King Taco sabía algo que otros no sabían. A partir de ahí, todos empezaron a copiarlo ".

Esto abrió las compuertas para pioneros como Roy Choi, quien ayudó a popularizar el taco multicultural y llevar a Kogi a la corriente principal. “Ahora estamos en la era de los chefs chicanos como Wes Avila que tienen la formación culinaria para crear tacos artesanales”, dice Arellano. A medida que el escándalo de Chipotle E. coli continúa comprometiendo el estado aparentemente intocable del burrito en Estados Unidos, "es el Altamont de la cultura del burrito", dice Arellano, comparándolo con el violento concierto de 1969 en el norte de California que puso fin a la era hippie feliz: el vacío está bien abierto para que el taco suba por la escalera. “El taco está recibiendo su debido respeto en este momento”, dice Arellano.

Para celebrar este momento en el tiempo, hemos recurrido a un puñado de autores, escritores, bloggers de tacos e incluso un par de deejays trotamundos para proporcionar información sobre el alcance de los tacos aquí en los EE. UU. La gran cobertura de la costa oeste es, después de todo, el hogar espiritual de los tacos domésticos en muchos aspectos).

  • John Birdsall, Escritor de comida con sede en Oakland (@john_birdsall)
  • Regan Hofmann, escritor gastronómico, colaborador en Puñetazo (@regan_hofmann)
  • Scarlett Lindeman, redactor y editor de recetas (@itsmescar)
  • Armando Rayo, periodista de tacos, autor de Austin Tacos De Desayuno y Tacos de Texas (@elmundodemando)
  • Jos y eacute R. Ralat, fundador de Taco Trail, editor de alimentos en Indios y vaqueros (@tacotrail)
  • Jordana Rothman, escritor de comida y bebida, coautor de Tacos: recetas y provocaciones (@jordanarothman)
  • Rebecca Flint Marx, editor senior de San Francisco Magazine (@ediblecomplex)
  • Erin Mosbaugh, editor de noticias en Primero nos damos un festín (@jayblague)
  • Corey Cova, chef de Lord Hamm's y New Leaf (@coreycova)
  • Gabriel Carbajal, Escritor de comida con sede en Los Ángeles (@el_dragon_tragon)
  • L.A. Taco, blog de comida, cultura y estilo de vida de los tacos (@lataco)
  • Edmund Tijerina, crítico de restaurante en el San Antonio Express-News (@etij)
  • A-Trak, d.j., fundador de Fool’s Gold (@atrak)
  • Neil Armstrong, DJ. (@djneilarmstrong)
  • Matthew Dekneef, escritor en Revista Hawaii (@mattdknf)

15 tacos de lista de deseos en Estados Unidos

En el final de temporada de la serie de Netflix. Maestro de nadieEl personaje de Aziz Ansari, Dev, se enfrenta a dos grandes dilemas: primero, cómo salvar su relación con su novia, y segundo, dónde encontrar los mejores tacos de la ciudad de Nueva York. Su juerga frenética de múltiples pestañas en Google no solo es un recordatorio de nuestras prioridades actuales, sino también de nuestra relación obsesiva, si no a veces, inestable, con los tacos aquí en Estados Unidos.

“Los mexicanos han estado poniendo cosas en una tortilla, pellizcándola y luego comiéndola durante miles de años”, dice Gustavo Arellano, autor de Taco USA: Cómo la comida mexicana conquistó América. Pero el taco no se filtró formalmente en la conciencia estadounidense hasta después de la Segunda Guerra Mundial, cuando los veteranos que buscaban oportunidades para ganar dinero coincidieron con el auge de las cadenas de restaurantes. Esa es la escena en la que Glen Bell, de la fama de Taco Bell, entró en San Bernadino, CA, y decidió que se enfocaría en una combinación de carne dura y carne molida después de ver cómo el éxito financiero de los hermanos McDonald's se disparaba desde su operación de hamburguesas.

“Glen se sentaba en el estacionamiento y se enfurecía”, dice Arellano. "Estaba muy celoso".

“Siempre me quito el sombrero ante los pioneros. Es fácil odiar en [lugares como] Taco Bell, pero abrieron el paladar para que los estadounidenses probaran comida nueva ".

La década de 1950 también presentó el kit de tacos de bricolaje, cortesía de George Ashley de El Paso, TX, a quien se le acredita como el inventor de las tortillas en lata (#staywoke). El equipo incluía un andamio de metal para tacos junto con un folleto instructivo, lo que facilitaba a las amas de casa de todo el país prepararlas para la cena del domingo.

“Siempre me quito el sombrero ante los pioneros”, dice Arellano. "Es fácil odiar en [lugares como] Taco Bell, pero abrieron el paladar para que los estadounidenses probaran comida nueva".

A medida que el taco se convirtió en parte de la lengua vernácula estadounidense, la cadena de Glen Bell generó derivados como Del Taco y, finalmente, operaciones rápidas e informales como El Torito, preparando el escenario para la segunda fase de su ciclo: el taco blando. “Técnicamente eso es lo que es, pero nadie lo llama así”, dice Arellano. Su aparición en los años 70 se puede atribuir en gran medida a la legendaria cadena de SoCal, King Taco, que "básicamente creó el camión de tacos tal como lo conocemos", dice Arellano. “Nadie creía que la gente se los comiera del formato de camión, pero el fundador de King Taco sabía algo que otros no sabían. A partir de ahí, todos empezaron a copiarlo ".

Esto abrió las compuertas para pioneros como Roy Choi, quien ayudó a popularizar el taco multicultural y llevar a Kogi a la corriente principal. “Ahora estamos en la era de los chefs chicanos como Wes Avila que tienen la formación culinaria para crear tacos artesanales”, dice Arellano. A medida que el escándalo de Chipotle E. coli continúa comprometiendo el estado aparentemente intocable del burrito en Estados Unidos, "es el Altamont de la cultura del burrito", dice Arellano, comparándolo con el violento concierto de 1969 en el norte de California que puso fin a la era hippie feliz: el vacío está bien abierto para que el taco suba por la escalera. “El taco está recibiendo su debido respeto en este momento”, dice Arellano.

Para celebrar este momento en el tiempo, hemos recurrido a un puñado de autores, escritores, bloggers de tacos e incluso un par de deejays trotamundos para proporcionar información sobre el alcance de los tacos aquí en los EE. UU. (Y, sí, perdón por el La gran cobertura de la costa oeste es, después de todo, el hogar espiritual de los tacos domésticos en muchos aspectos).

  • John Birdsall, Escritor de comida con sede en Oakland (@john_birdsall)
  • Regan Hofmann, escritor gastronómico, colaborador en Puñetazo (@regan_hofmann)
  • Scarlett Lindeman, redactor y editor de recetas (@itsmescar)
  • Armando Rayo, periodista de tacos, autor de Austin Tacos De Desayuno y Tacos de Texas (@elmundodemando)
  • Jos y eacute R. Ralat, fundador de Taco Trail, editor de alimentos en Indios y vaqueros (@tacotrail)
  • Jordana Rothman, escritor de comida y bebida, coautor de Tacos: recetas y provocaciones (@jordanarothman)
  • Rebecca Flint Marx, editor senior de San Francisco Magazine (@ediblecomplex)
  • Erin Mosbaugh, editor de noticias en Primero nos damos un festín (@jayblague)
  • Corey Cova, chef de Lord Hamm's y New Leaf (@coreycova)
  • Gabriel Carbajal, Escritor de comida con sede en Los Ángeles (@el_dragon_tragon)
  • L.A. Taco, blog de comida, cultura y estilo de vida de los tacos (@lataco)
  • Edmund Tijerina, crítico de restaurante en el San Antonio Express-News (@etij)
  • A-Trak, d.j., fundador de Fool’s Gold (@atrak)
  • Neil Armstrong, DJ. (@djneilarmstrong)
  • Matthew Dekneef, escritor en Revista Hawaii (@mattdknf)

15 tacos de lista de deseos en Estados Unidos

En el final de temporada de la serie de Netflix. Maestro de nadie, El personaje de Aziz Ansari, Dev, se enfrenta a dos grandes dilemas: primero, cómo salvar su relación con su novia, y segundo, dónde encontrar los mejores tacos de la ciudad de Nueva York. Su juerga frenética de múltiples pestañas en Google no solo es un recordatorio de nuestras prioridades actuales, sino también de nuestra relación obsesiva, si no a veces inestable, con los tacos aquí en Estados Unidos.

“Los mexicanos han estado poniendo cosas en una tortilla, pellizcándola y luego comiéndola durante miles de años”, dice Gustavo Arellano, autor de Taco USA: Cómo la comida mexicana conquistó América. Pero el taco no se filtró formalmente en la conciencia estadounidense hasta después de la Segunda Guerra Mundial, cuando los veteranos que buscaban oportunidades para ganar dinero coincidieron con el auge de las cadenas de restaurantes. Esa es la escena en la que Glen Bell, de la fama de Taco Bell, entró en San Bernadino, CA, y decidió que se enfocaría en una combinación de carne dura y carne molida después de ver cómo el éxito financiero de los hermanos McDonald's se disparaba desde su operación de hamburguesas.

“Glen se sentaba en el estacionamiento y se enfurecía”, dice Arellano. "Estaba muy celoso".

“Siempre me quito el sombrero ante los pioneros. Es fácil odiar en [lugares como] Taco Bell, pero abrieron el paladar para que los estadounidenses probaran comida nueva ".

La década de 1950 también presentó el kit de tacos de bricolaje, cortesía de George Ashley de El Paso, TX, a quien se le acredita como el inventor de las tortillas en lata (#staywoke). El equipo incluía un andamio de metal para tacos junto con un folleto instructivo, lo que facilitaba a las amas de casa de todo el país prepararlas para la cena del domingo.

“Siempre me quito el sombrero ante los pioneros”, dice Arellano. "Es fácil odiar en [lugares como] Taco Bell, pero abrieron el paladar para que los estadounidenses probaran comida nueva".

A medida que el taco se convirtió en parte de la lengua vernácula estadounidense, la cadena de Glen Bell generó derivados como Del Taco y, finalmente, operaciones rápidas e informales como El Torito, preparando el escenario para la segunda fase de su ciclo: el taco blando. “Técnicamente eso es lo que es, pero nadie lo llama así”, dice Arellano. Su aparición en los años 70 se puede atribuir en gran medida a la legendaria cadena de SoCal, King Taco, que "básicamente creó el camión de tacos tal como lo conocemos", dice Arellano. “Nadie creía que la gente se los comiera del formato de camión, pero el fundador de King Taco sabía algo que otros no sabían. A partir de ahí, todos empezaron a copiarlo ".

Esto abrió las compuertas para pioneros como Roy Choi, quien ayudó a popularizar el taco multicultural y llevar a Kogi a la corriente principal. “Ahora estamos en la era de los chefs chicanos como Wes Avila que tienen la formación culinaria para crear tacos artesanales”, dice Arellano. A medida que el escándalo de Chipotle E. coli continúa comprometiendo el estado aparentemente intocable del burrito en Estados Unidos, "es el Altamont de la cultura del burrito", dice Arellano, comparándolo con el violento concierto de 1969 en el norte de California que puso fin a la era hippie feliz: el vacío está bien abierto para que el taco suba por la escalera. “El taco está recibiendo su debido respeto en este momento”, dice Arellano.

Para celebrar este momento en el tiempo, hemos recurrido a un puñado de autores, escritores, bloggers de tacos e incluso un par de deejays trotamundos para proporcionar información sobre el alcance de los tacos aquí en los EE. UU. La gran cobertura de la costa oeste es, después de todo, el hogar espiritual de los tacos domésticos en muchos aspectos).

  • John Birdsall, Escritor de comida con sede en Oakland (@john_birdsall)
  • Regan Hofmann, escritor gastronómico, colaborador en Puñetazo (@regan_hofmann)
  • Scarlett Lindeman, redactor y editor de recetas (@itsmescar)
  • Armando Rayo, periodista de tacos, autor de Austin Tacos De Desayuno y Tacos de Texas (@elmundodemando)
  • Jos y eacute R. Ralat, fundador de Taco Trail, editor de alimentos en Indios y vaqueros (@tacotrail)
  • Jordana Rothman, escritor de comida y bebida, coautor de Tacos: recetas y provocaciones (@jordanarothman)
  • Rebecca Flint Marx, editor senior de San Francisco Magazine (@ediblecomplex)
  • Erin Mosbaugh, editor de noticias en Primero nos damos un festín (@jayblague)
  • Corey Cova, chef de Lord Hamm's y New Leaf (@coreycova)
  • Gabriel Carbajal, Escritor de comida con sede en Los Ángeles (@el_dragon_tragon)
  • L.A. Taco, blog de comida, cultura y estilo de vida de los tacos (@lataco)
  • Edmund Tijerina, crítico de restaurante en el San Antonio Express-News (@etij)
  • A-Trak, d.j., fundador de Fool’s Gold (@atrak)
  • Neil Armstrong, DJ. (@djneilarmstrong)
  • Matthew Dekneef, escritor en Revista Hawaii (@mattdknf)

15 tacos de lista de deseos en Estados Unidos

En el final de temporada de la serie de Netflix. Maestro de nadie, El personaje de Aziz Ansari, Dev, se enfrenta a dos grandes dilemas: primero, cómo salvar su relación con su novia, y segundo, dónde encontrar los mejores tacos de la ciudad de Nueva York. Su juerga frenética de múltiples pestañas en Google no solo es un recordatorio de nuestras prioridades actuales, sino también de nuestra relación obsesiva, si no a veces inestable, con los tacos aquí en Estados Unidos.

“Los mexicanos han estado poniendo cosas en una tortilla, pellizcándola y luego comiéndola durante miles de años”, dice Gustavo Arellano, autor de Taco USA: Cómo la comida mexicana conquistó América. Pero el taco no se filtró formalmente en la conciencia estadounidense hasta después de la Segunda Guerra Mundial, cuando los veteranos que buscaban oportunidades para ganar dinero coincidieron con el auge de las cadenas de restaurantes. Esa es la escena en la que Glen Bell, de la fama de Taco Bell, entró en San Bernadino, CA, y decidió que se concentraría en una combinación de carne dura y carne molida después de ver cómo el éxito financiero de los hermanos McDonald's se disparó gracias a su operación de hamburguesas.

“Glen se sentaba en el estacionamiento y se enfurecía”, dice Arellano. "Estaba muy celoso".

“Siempre me quito el sombrero ante los pioneros. Es fácil odiar en [lugares como] Taco Bell, pero abrieron el paladar para que los estadounidenses probaran comida nueva ".

La década de 1950 también presentó el kit de tacos de bricolaje, cortesía de George Ashley de El Paso, TX, a quien se le acredita como el inventor de las tortillas en lata (#staywoke). El equipo incluía un andamio de metal para tacos junto con un folleto instructivo, lo que facilitaba a las amas de casa de todo el país prepararlas para la cena del domingo.

“Siempre me quito el sombrero ante los pioneros”, dice Arellano. "Es fácil odiar en [lugares como] Taco Bell, pero abrieron el paladar para que los estadounidenses probaran comida nueva".

A medida que el taco se convirtió en parte de la lengua vernácula estadounidense, la cadena de Glen Bell generó derivados como Del Taco y, finalmente, operaciones rápidas e informales como El Torito, preparando el escenario para la segunda fase de su ciclo: el taco blando. “Técnicamente eso es lo que es, pero nadie lo llama así”, dice Arellano. Su aparición en los años 70 se puede atribuir en gran medida a la legendaria cadena de SoCal, King Taco, que "básicamente creó el camión de tacos tal como lo conocemos", dice Arellano. “Nadie creía que la gente se los comiera del formato de camión, pero el fundador de King Taco sabía algo que otros no sabían. A partir de ahí, todos empezaron a copiarlo ".

Esto abrió las compuertas para pioneros como Roy Choi, quien ayudó a popularizar el taco multicultural y llevar a Kogi a la corriente principal. “Ahora estamos en la era de los chefs chicanos como Wes Avila que tienen la formación culinaria para crear tacos artesanales”, dice Arellano. A medida que el escándalo de Chipotle E. coli continúa comprometiendo el estado aparentemente intocable del burrito en Estados Unidos, "es el Altamont de la cultura del burrito", dice Arellano, comparándolo con el violento concierto de 1969 en el norte de California que puso fin a la era hippie feliz: el vacío está bien abierto para que el taco suba por la escalera. “El taco está recibiendo su debido respeto en este momento”, dice Arellano.

To celebrate this moment in time, we’ve tapped a handful of authors, writers, taco bloggers, and even a couple of globe-trotting deejays to provide some intel on the scope of tacos here in the U.S. (And, yes, pardon the heavy West Coast coverage it is, after all, the spiritual home of domestic tacos in many respects.)

  • John Birdsall, Oakland-based food writer (@john_birdsall)
  • Regan Hofmann, food writer, contributor at Puñetazo (@regan_hofmann)
  • Scarlett Lindeman, writer and recipe editor (@itsmescar)
  • Armando Rayo, taco journalist, author of Austin Breakfast Tacos y Tacos of Texas (@elmundodemando)
  • José R. Ralat, founder of Taco Trail, food editor at Cowboys & Indians (@tacotrail)
  • Jordana Rothman, food and drink writer, co-author of Tacos: Recipes and Provocations (@jordanarothman)
  • Rebecca Flint Marx, senior editor at San Francisco Magazine (@ediblecomplex)
  • Erin Mosbaugh, editor de noticias en Primero nos damos un festín (@jayblague)
  • Corey Cova, chef at Lord Hamm’s and New Leaf (@coreycova)
  • Gabriel Carbajal, L.A.-based food writer (@el_dragon_tragon)
  • L.A. Taco, food, culture, and taco lifestyle blog (@lataco)
  • Edmund Tijerina, restaurant critic at the San Antonio Express-News (@etij)
  • A-Trak, d.j., founder of Fool’s Gold (@atrak)
  • Neil Armstrong, d.j. (@djneilarmstrong)
  • Matthew Dekneef, writer at Hawaii Magazine (@mattdknf)

15 Bucket-List Tacos in America

In the season finale of the Netflix series Maestro de nadie, Aziz Ansari’s character, Dev, is faced with two major dilemmas—first, how to salvage his relationship with his girlfriend, and second, where to find the best tacos in New York City. His frenetic, multi-tab Google spree is not only a reminder of our current priorities, but also our obsessive—if not at times, rocky—relationship with tacos here in America.

“Mexicans have been putting stuff in a tortilla, pinching it, and then eating it for thousands of years,” says Gustavo Arellano, author of Taco USA: How Mexican Food Conquered America. But the taco didn’t formally seep into the American consciousness until after WWII, when veterans looking for opportunities to make money coincided with the rise of restaurant chains. That’s the scene Glen Bell, of Taco Bell fame, entered in San Bernadino, CA, deciding he’d focus on a hardshell-and-ground-beef combo after watching the McDonald’s brothers’ financial success soar from their hamburger operation.

“Glen would sit in the parking lot and seethe,” says Arellano. “He was very jealous.”

“My hat is always off to the pioneers. It’s easy to hate on [places like] Taco Bell, but they whetted the palate for americans to try new food.”

The 1950s also introduced the DIY taco kit, courtesy of George Ashley from El Paso, TX, who is credited as the inventor of tortillas in a can (#staywoke). The kit included a metal taco shell scaffold along with an instructional pamphlet, making it easy for housewives across the country to whip them up for Sunday supper.

“My hat is always off to the pioneers,” says Arellano. “It’s easy to hate on [places like] Taco Bell, but they whetted the palate for Americans to try new food.”

As the taco became a part of the American vernacular, Glen Bell’s chain spawned derivatives like Del Taco, and eventually fast-casual operations like El Torito, setting the stage for the second phase of its cycle: the soft taco. “Technically that’s what it is, but no one calls it that,” says Arellano. Their emergence in the ’70s can largely be attributed to legendary SoCal chain, King Taco, which “basically created the taco truck as we know it,” says Arellano. “No one believed people would eat them from the truck format, but the King Taco founder knew something others didn’t. From there, everyone started copying him.”

This opened the floodgates for pioneers like Roy Choi, who helped popularize the multicultural taco and bring Kogi to the mainstream. “Now we’re in the era of Chicano chefs like Wes Avila who have the culinary training to create artisanal tacos,” says Arellano. As the Chipotle E. coli scandal continues to compromise the burrito’s seemingly untouchable status in America—”it’s the Altamont of burrito culture,” says Arellano, equating it to the violent 1969 Northern California concert that ended the blissed-out hippie era—the void is wide open for the taco to inch its way up the ladder. “The taco is getting its proper respect right now,” says Arellano.

To celebrate this moment in time, we’ve tapped a handful of authors, writers, taco bloggers, and even a couple of globe-trotting deejays to provide some intel on the scope of tacos here in the U.S. (And, yes, pardon the heavy West Coast coverage it is, after all, the spiritual home of domestic tacos in many respects.)

  • John Birdsall, Oakland-based food writer (@john_birdsall)
  • Regan Hofmann, food writer, contributor at Puñetazo (@regan_hofmann)
  • Scarlett Lindeman, writer and recipe editor (@itsmescar)
  • Armando Rayo, taco journalist, author of Austin Breakfast Tacos y Tacos of Texas (@elmundodemando)
  • José R. Ralat, founder of Taco Trail, food editor at Cowboys & Indians (@tacotrail)
  • Jordana Rothman, food and drink writer, co-author of Tacos: Recipes and Provocations (@jordanarothman)
  • Rebecca Flint Marx, senior editor at San Francisco Magazine (@ediblecomplex)
  • Erin Mosbaugh, editor de noticias en Primero nos damos un festín (@jayblague)
  • Corey Cova, chef at Lord Hamm’s and New Leaf (@coreycova)
  • Gabriel Carbajal, L.A.-based food writer (@el_dragon_tragon)
  • L.A. Taco, food, culture, and taco lifestyle blog (@lataco)
  • Edmund Tijerina, restaurant critic at the San Antonio Express-News (@etij)
  • A-Trak, d.j., founder of Fool’s Gold (@atrak)
  • Neil Armstrong, d.j. (@djneilarmstrong)
  • Matthew Dekneef, writer at Hawaii Magazine (@mattdknf)

15 Bucket-List Tacos in America

In the season finale of the Netflix series Maestro de nadie, Aziz Ansari’s character, Dev, is faced with two major dilemmas—first, how to salvage his relationship with his girlfriend, and second, where to find the best tacos in New York City. His frenetic, multi-tab Google spree is not only a reminder of our current priorities, but also our obsessive—if not at times, rocky—relationship with tacos here in America.

“Mexicans have been putting stuff in a tortilla, pinching it, and then eating it for thousands of years,” says Gustavo Arellano, author of Taco USA: How Mexican Food Conquered America. But the taco didn’t formally seep into the American consciousness until after WWII, when veterans looking for opportunities to make money coincided with the rise of restaurant chains. That’s the scene Glen Bell, of Taco Bell fame, entered in San Bernadino, CA, deciding he’d focus on a hardshell-and-ground-beef combo after watching the McDonald’s brothers’ financial success soar from their hamburger operation.

“Glen would sit in the parking lot and seethe,” says Arellano. “He was very jealous.”

“My hat is always off to the pioneers. It’s easy to hate on [places like] Taco Bell, but they whetted the palate for americans to try new food.”

The 1950s also introduced the DIY taco kit, courtesy of George Ashley from El Paso, TX, who is credited as the inventor of tortillas in a can (#staywoke). The kit included a metal taco shell scaffold along with an instructional pamphlet, making it easy for housewives across the country to whip them up for Sunday supper.

“My hat is always off to the pioneers,” says Arellano. “It’s easy to hate on [places like] Taco Bell, but they whetted the palate for Americans to try new food.”

As the taco became a part of the American vernacular, Glen Bell’s chain spawned derivatives like Del Taco, and eventually fast-casual operations like El Torito, setting the stage for the second phase of its cycle: the soft taco. “Technically that’s what it is, but no one calls it that,” says Arellano. Their emergence in the ’70s can largely be attributed to legendary SoCal chain, King Taco, which “basically created the taco truck as we know it,” says Arellano. “No one believed people would eat them from the truck format, but the King Taco founder knew something others didn’t. From there, everyone started copying him.”

This opened the floodgates for pioneers like Roy Choi, who helped popularize the multicultural taco and bring Kogi to the mainstream. “Now we’re in the era of Chicano chefs like Wes Avila who have the culinary training to create artisanal tacos,” says Arellano. As the Chipotle E. coli scandal continues to compromise the burrito’s seemingly untouchable status in America—”it’s the Altamont of burrito culture,” says Arellano, equating it to the violent 1969 Northern California concert that ended the blissed-out hippie era—the void is wide open for the taco to inch its way up the ladder. “The taco is getting its proper respect right now,” says Arellano.

To celebrate this moment in time, we’ve tapped a handful of authors, writers, taco bloggers, and even a couple of globe-trotting deejays to provide some intel on the scope of tacos here in the U.S. (And, yes, pardon the heavy West Coast coverage it is, after all, the spiritual home of domestic tacos in many respects.)

  • John Birdsall, Oakland-based food writer (@john_birdsall)
  • Regan Hofmann, food writer, contributor at Puñetazo (@regan_hofmann)
  • Scarlett Lindeman, writer and recipe editor (@itsmescar)
  • Armando Rayo, taco journalist, author of Austin Breakfast Tacos y Tacos of Texas (@elmundodemando)
  • José R. Ralat, founder of Taco Trail, food editor at Cowboys & Indians (@tacotrail)
  • Jordana Rothman, food and drink writer, co-author of Tacos: Recipes and Provocations (@jordanarothman)
  • Rebecca Flint Marx, senior editor at San Francisco Magazine (@ediblecomplex)
  • Erin Mosbaugh, editor de noticias en Primero nos damos un festín (@jayblague)
  • Corey Cova, chef at Lord Hamm’s and New Leaf (@coreycova)
  • Gabriel Carbajal, L.A.-based food writer (@el_dragon_tragon)
  • L.A. Taco, food, culture, and taco lifestyle blog (@lataco)
  • Edmund Tijerina, restaurant critic at the San Antonio Express-News (@etij)
  • A-Trak, d.j., founder of Fool’s Gold (@atrak)
  • Neil Armstrong, d.j. (@djneilarmstrong)
  • Matthew Dekneef, writer at Hawaii Magazine (@mattdknf)

15 Bucket-List Tacos in America

In the season finale of the Netflix series Maestro de nadie, Aziz Ansari’s character, Dev, is faced with two major dilemmas—first, how to salvage his relationship with his girlfriend, and second, where to find the best tacos in New York City. His frenetic, multi-tab Google spree is not only a reminder of our current priorities, but also our obsessive—if not at times, rocky—relationship with tacos here in America.

“Mexicans have been putting stuff in a tortilla, pinching it, and then eating it for thousands of years,” says Gustavo Arellano, author of Taco USA: How Mexican Food Conquered America. But the taco didn’t formally seep into the American consciousness until after WWII, when veterans looking for opportunities to make money coincided with the rise of restaurant chains. That’s the scene Glen Bell, of Taco Bell fame, entered in San Bernadino, CA, deciding he’d focus on a hardshell-and-ground-beef combo after watching the McDonald’s brothers’ financial success soar from their hamburger operation.

“Glen would sit in the parking lot and seethe,” says Arellano. “He was very jealous.”

“My hat is always off to the pioneers. It’s easy to hate on [places like] Taco Bell, but they whetted the palate for americans to try new food.”

The 1950s also introduced the DIY taco kit, courtesy of George Ashley from El Paso, TX, who is credited as the inventor of tortillas in a can (#staywoke). The kit included a metal taco shell scaffold along with an instructional pamphlet, making it easy for housewives across the country to whip them up for Sunday supper.

“My hat is always off to the pioneers,” says Arellano. “It’s easy to hate on [places like] Taco Bell, but they whetted the palate for Americans to try new food.”

As the taco became a part of the American vernacular, Glen Bell’s chain spawned derivatives like Del Taco, and eventually fast-casual operations like El Torito, setting the stage for the second phase of its cycle: the soft taco. “Technically that’s what it is, but no one calls it that,” says Arellano. Their emergence in the ’70s can largely be attributed to legendary SoCal chain, King Taco, which “basically created the taco truck as we know it,” says Arellano. “No one believed people would eat them from the truck format, but the King Taco founder knew something others didn’t. From there, everyone started copying him.”

This opened the floodgates for pioneers like Roy Choi, who helped popularize the multicultural taco and bring Kogi to the mainstream. “Now we’re in the era of Chicano chefs like Wes Avila who have the culinary training to create artisanal tacos,” says Arellano. As the Chipotle E. coli scandal continues to compromise the burrito’s seemingly untouchable status in America—”it’s the Altamont of burrito culture,” says Arellano, equating it to the violent 1969 Northern California concert that ended the blissed-out hippie era—the void is wide open for the taco to inch its way up the ladder. “The taco is getting its proper respect right now,” says Arellano.

To celebrate this moment in time, we’ve tapped a handful of authors, writers, taco bloggers, and even a couple of globe-trotting deejays to provide some intel on the scope of tacos here in the U.S. (And, yes, pardon the heavy West Coast coverage it is, after all, the spiritual home of domestic tacos in many respects.)

  • John Birdsall, Oakland-based food writer (@john_birdsall)
  • Regan Hofmann, food writer, contributor at Puñetazo (@regan_hofmann)
  • Scarlett Lindeman, writer and recipe editor (@itsmescar)
  • Armando Rayo, taco journalist, author of Austin Breakfast Tacos y Tacos of Texas (@elmundodemando)
  • José R. Ralat, founder of Taco Trail, food editor at Cowboys & Indians (@tacotrail)
  • Jordana Rothman, food and drink writer, co-author of Tacos: Recipes and Provocations (@jordanarothman)
  • Rebecca Flint Marx, senior editor at San Francisco Magazine (@ediblecomplex)
  • Erin Mosbaugh, editor de noticias en Primero nos damos un festín (@jayblague)
  • Corey Cova, chef at Lord Hamm’s and New Leaf (@coreycova)
  • Gabriel Carbajal, L.A.-based food writer (@el_dragon_tragon)
  • L.A. Taco, food, culture, and taco lifestyle blog (@lataco)
  • Edmund Tijerina, restaurant critic at the San Antonio Express-News (@etij)
  • A-Trak, d.j., founder of Fool’s Gold (@atrak)
  • Neil Armstrong, d.j. (@djneilarmstrong)
  • Matthew Dekneef, writer at Hawaii Magazine (@mattdknf)

Ver el vídeo: Азиз Ансари - Опасно вкусный полная версия


Comentarios:

  1. Tor

    divertido el domingo

  2. Zain

    Estupendo



Escribe un mensaje